sábado, 8 de mayo de 2010

Ali-Maña

En fin,
Ya llevo un mes trabajando, un mes viviendo en el piso nuevo, y un mes con mis regalos de cumpleaños puestos.




La verdad, es que lo de trabajar en un aeropuerto al principio me imponía. Sobretodo porque el 90% de la gente del cursillo ya había trabajado en algo similar y yo no.
A eso se le sumaba trabajar para Ryanair, que como todos sabemos, es una compañía que provoca la sonrisa en cada uno de sus usuarios.

Pero, alto ahí, no me crucifiquéis todavía, no trabajo PARA Ryanair. Trabajo para Swissport-Menzies, que es la empresa que proporciona sus servicios en el aeropuerto de Alicante a varias compañías, entre ellas Ryanair.

Pero esto de facturar y embarcar es divertido, un poco estresante, pero divertido. Yo he sido usuaria de Ryanair millones de veces y he tenido que pagar excesos como todo el mundo, pero lo sabía de antemano y por lo tanto no había sentido en enfadarse.
De lo único que tiene la culpa Ryanair, es de lo abusivo de sus tarifas. Del resto, la tiene la gente que no sabe leer, o eso parece.

Para todos ellos, os brindo algo que habéis tenido ahí siempre y que por alguna extraña razón no os habéis molestado en mirar:
http://www.ryanair.com/es/terminos-y-condiciones


Por lo demás, bueno, me voy adaptando a vivir en una ciudad nueva. Es como estar de Erasmus pero sin estudiar. Bueno, es como estar de Erasmus... y teniendo que trabajar y llevar un hogar y eso. Viva en Mercadona.
Echo de menos Zaragoza y todo lo que me he dejado ahí. Especialmente estando la situación en casa como está. Pero para cualquier cosa estoy a un mínimo de 2 y un máximo de 7 horas de distancia.


Y de momento nada más que contar. Me quedo a la espera de una posible llamada del trabajo ofreciéndome un día de vacaciones por motivo del Eyjafjallajokull una vez más. O quizás no.

1 comentario:

Nazareth dijo...

¿Te has ido a vivir sola a otra ciudad? Bueno, con alguien supongo...
Yo dentro de poco haré lo mismo. Supongo que estoy confusa porque no sé del todo si es lo correcto, si será todo muy complicado... (ya sabes, todo el papeleo y las cosas que conllevan una nueva ciudad), y si echaré de menos a mi familia y a mis amigos.

A menudo pienso que la razón para irme es de fuerza mayor que la razón para quedarme. Pero a veces tengo miedo. ¿Cómo lo llevas tú?

Un abrazo y suerte =)